Logo Imagen
El Almacén Verde
Buscar
Usuarios
Durante el estado de alarma en Madrid, en la tienda física, seguimos con el horario habitual

Higiene Intima

Afortunadamente hoy en día podemos hablar sobre la higiene íntima dejando de lado ese silencio casi forzado por temas considerados tabús y poder entender la necesidad de una correcta higiene de nuestra vagina.

Al igual que damos importancia al aseo corporal, facial o capilar, deberíamos dar también atención a nuestra zona vaginal para evitar enfermedades causadas por infecciones.

La zona vaginal es una zona de nuestro cuerpo muy sensible. Una higiene insuficiente, alteraciones hormonales, exceso de humedad u otros factores pueden alterar la flora vaginal ya que es bastante sensible a cambios de su pH.

¿Qué es eso del pH?

El pH (potencial de hidrógeno) es la unidad que mide la acidez o alcalinidad de una solución o un medio. Varía entre 0 (más ácido) a 14 (más alcalino).

¿Cuál es el pH normal de nuestra zona vaginal?

El pH (potencial de hidrógeno) es la unidad que mide la acidez o alcalinidad de una solución o un medio. Varía entre 0 (más ácido) a 14 (más alcalino).

¿Cuál es el pH normal de nuestra zona vaginal?

El valor de pH vaginal saludable en las mujeres en edad fértil se encuentra entre 3,5 y 4,5, siendo un medio ácido que actúa como barrera. En niñas y en la menopausia es ligeramente más alto.

higiene-íntima

¿Por qué puede verse afectado?

Cuando el valor del pH vaginal sube por encima de 5,0-5,5, las bacterias perjudiciales pueden desarrollarse en exceso, causando alguna posible infección.

  • Una higiene inadecuada. Ya sea por insuficiente o excesiva y con productos no adecuados como jabones con tensioactivos fuertes o con perfumes sintéticos.
  • Cambios hormonales en la lactancia, embarazo o menopausia. Cuando se produce una reducción de los niveles de estrógeno como puede ocurrir en la menopausia, se puede reducir el número de bacterias buenas vaginales y por lo tanto provocar un aumento del pH vaginal (hacerlo menos ácido).
  • Uso de antibióticos que hagan disminuir nuestra flora bacteriana buena.
  • Uso de ropa íntima inadecuada de fibras sintéticas. Es importante evitar el uso de ropa muy ajustada. Incluso en verano, se recomienda no estar largo tiempo con el bañador mojado ya que la humedad y el calor propician la aparición de hongos, bacterias y por lo tanto de infecciones.
  • Excesiva humedad por el uso incorrecto de compresas, salvaslips o tampones. De hecho, muchos blanqueantes utilizados en estos productos de uso sintético, pueden debilitar la flora vaginal buena.
  • Durante las relaciones sexuales puede ocurrir que el semen, con un pH aproximadamente del 7,5  y por lo tanto ligeramente alcalino, puede alterar el ambiente ácido de la vagina.

Con todo lo comentado anteriormente, para tener una buen higiene íntima hay que tomar ciertas precauciones y la limpieza diaria con un jabón que respete nuestra flora bacteriana de la vagina es muy importante para evitar molestias e infecciones.

Flora, una de nuestras marcas más consolidadas, tiene una línea de geles íntimos para satisfacer diferentes necesidades y edades.

Sus fórmulas a base de tensioactivos suaves, extractos de plantas y aceites esenciales 100 % puros, mayormente de origen ecológico, y ácido láctico de origen vegetal hacen de esta línea una aliada para el cuidado más íntimo.